jueves, 16 de abril de 2009

Algunas piedras de Soria

Hay lugares que no te defraudan, lugares hermosos que ni el paso del tiempo puede deteriorar tanto como para que se borren de tu memoria, uno de esos lugares es San Juan de Duero.
Hoy quiero compartirlo con todo el que entre en mi espacio. He pasado las vacaciones de Semana Santa recorriendo esta provincia, no es la primera vez que visito estos lugares, pero no por ello dejan de sorprenderme.
Durante las caminatas he pensado en muchas de las personas a las que conozco por Internet, en cada entrada os citaré pues en muchos de los lugares visitados estuvisteis en mis pensamientos por un motivo u otro.
Primero os contaré algo de San Juan de Duero, para que aquellos que no lo conozcáis os situéis un poco.
El monasterio de San Juan de Duero tiene su origen en una iglesia construida en el siglo xll en estilo románico. Aquí habitaron los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, ellos son los artífices del monasterio que podemos ver en la actualidad.
El claustro es lo que mas llama nuestra atención pues esta formado por arquerías de diferente desarrollo caracteristica que le hace distinguirse de muchos otros. Todo esta labrado en piedra arenisca.
Entrar en este lugar es como transportarte en el tiempo, la paz y tranquilidad (que solo algunos visitantes rompen con su griterío) hace que tu mente viaje a tiempos pasados y que la imaginación vuele desbocada en busca de momentos vividos por los que habitaron y transitaron por este hermoso lugar. Esta es la tercera ocasión que tengo de visitar este claustro y de poder meditar en el sobre el pasado y el presente. En este paseo me acompañó Conral, cuando tocaba las piedras pensaba en ella y en lo mucho que me gustaría poder compartir con ella un pequeño momento del tiempo en un lugar así. En mi paseo nos acompañaron también unos poemas de Antonio Machado, pues visitar Soria y no recordarle es algo impensable (aunque se que a ti te gusta mas Lorca).

Ahora os dejo estas imagenes para que podáis disfrutar de las "piedras que hablan" ya que no puedo hacer que las toquéis y sintáis en vuestros dedos. Nos vemos en otra entrada de Soria que aún quedan unas cuantas.




























6 comentarios:

tatuy dijo...

Este viaje promete, aquí estaré para visitar esos lugares fantásticos.
Tiene que ser impresionante, estar rodeada de eso arcos y columnas,es como transportarse a otra época.
Me alegro de ese merecido descanso.

Beatriz dijo...

Me ha encantado leer este post, has hecho que me transportara un poquito a tiempos pasados y casi he podido sentir esas piedras. Cuando voy a sitios así me siento un poco como has contado, pero hasta ahora no lo habia podido poner en palabras y tú lo has descrito perfectamente. Seguire leyendo ese viaje por Soria y transportandome a esos lugares.
Además lo apuntaré en mi lista de lugares que visitar.
B'sitos,
Beatriz

Conral dijo...

Querida amiga, gracias, gracias por acordarte de mí en ese maravilloso lugar y por compartir esta entrada. Has conseguido que con tus palabras y las fotos nos transportásemos en el tiempo. Me gusta Lorca, ciertamente, pero Don Antonio es Don Antonio y al estar en Soria es lógico que lo recordemos.
Me alegro mucho de que hayas hecho este viaje con tu familia y de te haya servido para meditar. Siempre es bueno tomarse un tiempo para hacerlo.
Estaré encantada de seguir tus pasos, tus explicaciones, y tus fotos que nos llevan a ver lo que tú contemplaste con tus ojos.
Al leer el título de tu entrada me acordé del dicho: "si las piedras hablaran..." y claro que hablan. Cuánta historia, cuantos pies habrán pisado esos lugares, cuántas historias, cuántos pensamientos secretos... ¡Cómo me hubiese gustado estar ahí contigo, charlando, comentando o simplemente compartiendo el silencio!
Te mando un abrazo grande. Yo tampoco te olvido.
Conchi

Iêda Klein dijo...

Estou feliz por ver esta maravilha através do seu passeio.
E você tem razão: é como voltar no tempo...
E é sentir também a bravura de pessoas que não tinham as facilidades de hoje e nos legaram maravilhas como esta!!!!
É bom nos sentirmos assim de vez em quando para que queiramos fazer mais e melhor no nosso dia a dia.
Que Deus nos abençoe a todos.

Meli dijo...

Muchísimas gracias por acercarnos a tan bello lugar. No conozco Soria, he pasado siempre de largo ... pero no eres la primera que me comenta que es una provincia preciosa. La próxima vez haré parada y fonda, jejejeje. El claustro es muy original. Estaré esperando que nos regales más fotos e historias de tu viaje.

Besotes y muy agradecida por el comentario que has dejado en mi blog (es cierto, el lugar era plácido!!!!).

CHANEL dijo...

Muchas FELICIDADES Concha....