lunes, 18 de agosto de 2008

Ese rostro

Ese rostro es el de mi hijo, cuando vi esta plancha de pizarra toda negra y lisa (todo lo lisa que puede ser sin estar pulida) me vino a la cabeza grabar la imagen de su rostro. Ha sido agradable hacerlo, pero mas el sentirlo y lo he sentido de dos maneras. La primera sentimental pues mientras estaba trabajando en ella mi amor y mis sentimientos estaban mas presentes en el y la otra manera ha sido pasar la yema de mis dedos por el contorno de su cara y ver con mis dedos, en la foto no se aprecia demasiado el relieve pero si que lo tiene. La sensación es dulce pues la pizarra cortada de este modo es suave y en la parte grabada la notas y percibes como fría y con aristas. Se que no es un gran trabajo, cualquiera puede hacerlo mejor, pero esta lleno de amor.





4 comentarios:

Conchi dijo...

galle, creo que hiciste un trabajo excelente y máxime cuando se trata de tu hijo. Como sigas practicando te veo exponiendo en el museo arqueológico ( y no lo digo por el niñoooo, jaja)
Un abrazo, amiga.
Conchi

Tere dijo...

Impresionante.
MUXUS
TERE

tatuy dijo...

No te dudo que los haya mejores,pero realizados con tanto amor, creo que no.
Felicidades.

Meli dijo...

Enhorabuena, es maravilloso el trabajo que haces con la pizarra. Supongo que al ser un material con una dureza, debes de emplear además de técnica, habilidad y fuerza. Felicidades, te ha quedado genial!!

Besotes.