jueves, 17 de julio de 2008

Años de espera

Puede que os extrañe ver estas fotos y esta entrada pero es que me siento realmente emocionada. Después de años de espera (casi 8) este cacto ha querido regalarme esta visión, hermosa y efímera, que inteligencia como todo lo bueno dura poco. Cuando le vi asomar esas protuberancias en la parte superior me esperaba otra cosa y me he llevado una alegría inmensa al ver que lentamente me ha regalado cuatro preciosas flores y además de mi color preferido. Alegrará mi ventana solamente unos días por eso he querido ponerlo aquí, para poder recordarlo en el futuro.













7 comentarios:

Adriana dijo...

Hola Galle, encontré tu blog en Sé cómo hacer, y suponía encontrame con manualidades, pero también, me encontré con esta preciosidad.....y entiendo tu emoción, no podría haber sido menos, es que pensar que de una planta tan rústica, pueda dar una flor tan bella...joooo me encantó..

encarni dijo...

hola galle que hermosura de flor
y yo que pensaba que le ponian las flores de adornos ,

Roma10 dijo...

por fin eres abuela.....enhorabuena...jejejejejeje
bicos

Curra dijo...

Que bonitas las flores..!!! enhorabuena..

Muchos besossss

Conchi dijo...

Galle, yo también tengo un pequeño cactus que este año echó unas florecitas, pero nada que ver con la tuya, esa es una preciosidad. Gracias por compartirla!
Un abrazo.
Conchi

Anónimo dijo...

sin duda es un regalo tener esas flores tan bellas en casa que, me imagino, estaras todo el dia llendo a verlas

dices que són de tu color favorito, que coincidencia pues el mio es tambien el amarillo

un abrazo
maru

Odalis dijo...

Galle, no sé si todavía tu Cactus conserva las flores, probablemente no. Pero, te felicito el haber recibido ese regalo de la Madre Naturaleza. Yo tengo un Catus pequeño, que cabe en la palma de la mano y se la pasa dándome florecillas rosadas preciosas, yo digo cuando florece que él está feliz en el lugar en que lo tengo y esa es su forma de agradecérmelo.
Aún sin flores, tu cactus es precioso.